Loading...

Niño sin hogar regala todo su dinero a una mujer enferma, 3 días después un millonario le…



Enlaces patrocinados






La historia de un pequeño niño en Kenia ha conquistado a todos en Internet, por lo general siempre nos enteramos de terribles desgracias en este lugar, gente muriendo de hambre, robos y pobreza extrema, pero hoy, gracias a este pequeño, podemos decir que aun hay esperanza en el mundo. 


John Thou es un pequeño que ha sufrido toda su vida, ya que fue abandonado por sus padres desde que era muy chico, condenado a sufrir miseria, hambre y frío, pues no siempre tiene a donde ir para refugiarse, nadie le da trabajo, pues es sólo un niño, por ello se ha visto obligado a pedir limosna en la calle con tal de sobrevivir. 


Algunas veces va a los semáforos a pedirle a los conductores algunas monedas, pero en varias ocasiones recibe los malos tratos e incluso insultos por parte de la gente. Una tarde mientras estaba en una de las calles, se acercó a un vehículo, estirando su vasito para pedir una moneda, sin embargo cuando abrieron el vidrio se sorprendió muchísimo, el pequeño vio a una mujer que llamó su atención, su nombre es Gladys Kamande y su estado de salud era muy grave. 

La mujer había tenido una experiencia sumamente difícil y su salud estaba muy deteriorada, ya que había sufrido un colapso pulmonar, así que necesitaba un enorme aparato y tanques de oxígeno para poder respirar artificialmente, Gladys usaba una silla de ruedas y a sus 32 años de edad, había quedado ciega a causa de una intervención quirúrgica de emergencia. Además, había sido sometida a 12 cirugías con recuperaciones largas y dolorosas. 



John estaba en shock, no sabía que hacer, jamás había visto a alguien en esas condiciones, pero la curiosidad del niño era tanta que no pudo evitar preguntarle que era lo que había pasado… Cuando ella le explicó su estado de salud y todo lo que pasaba con su cuerpo el niño estalló en llanto, sintió mucha tristeza por lo que la vida le había quitado a Gladys y a su corta edad comprendió que a pesar de estar solo en la calle, gozaba de buena salud. 



Fue entonces cuando el pequeño hizo algo que sorprendió a todo el mundo, el niño tomó la mano de la mujer y le preguntó si había algo que pudiera hacer para ayudarla y aunque Gladys le dijo que debía rezar por el bien de ambos, John decidió tomar las monedas que había conseguido y sus pocas pertenencias para dárselas a la mujer. ¡No cabe duda que la inocencia y la bondad no conocen límites! Ni siquiera hay que tener mucho para ayudar a otros, y esa es la lección que nos ha dejado John. 

Mientras ambos se tomaban de la mano y las lágrimas rodaban por las mejillas del pequeño un hombre capturó el momento en una hermosa fotografía, la cual comenzó a circular en redes sociales. La gente se fue solidarizando con la causa y el pequeño John tocó los corazones de miles de personas, sin embargo fue un hombre millonario el que tomó cartas en el asunto y propuso un trato para que la gente apoyara económicamente al pequeño, diciendo que donaría el 100% del dinero que se juntara en la campaña de donación a través de las redes sociales. 


La campaña fue todo un éxito y en total se juntaron 40,000 dólares, de los cuales el millonario sumó otros 40,000 para repartirlos entre Gladys y John ¡Era un verdadero milagro! Todo esto fue posible gracias a la bondad del niño y su gran corazón. 

Gracias al dinero recibido la mujer pudo completar su tratamiento y tener una vida mucho mejor, mientras que la vida de John cambiará significativamente, podrá comenzar a estudiar y dejará de vivir en las calles, sin duda una gran lección para todos nosotros. 

¿Cuántas veces nos quejamos de lo poco que tenemos? pues este niño no tenía nada y aún así decidió ayudar… ¿Cuál es tu pretexto? 



Recomendados
Loading...