Loading...

Pensaron que era un maniquí normal, hasta que vieron sus uñas y notaron que…



Enlaces patrocinados






México es un país rico en muchísimos sentidos, desde su gastronomía incomparable, sus tradiciones milenarias, su vestimenta, dialectos, recursos naturales y con ciudadanos tan hospitalarios que provoca que la gente quiera regresar a seguir explorando cada rincón del país. Pero algo en lo que definitivamente se distingue es por sus mitos y leyendas que están en boca de todos, pero hay uno que se destaca del resto, y es el de una tienda de moda para novias en la ciudad de Chihuahua llamada ¨La Popular¨, la cual guarda un increíble y fascinante secreto.


La famosa leyenda de la ciudad fronteriza dice que un hombre, apasionado por los diseños de moda, fundó este lugar hace muchos años y que gracias al amor tan profundo que le tenía a su esposa fue él mismo quien le hizo su vestido y dejando de lado las supersticiones de no ver a la novia antes de casarse con el vestido puesto por atraer supuesta mala suerte, se puso manos a la obra, él no creía en esas cosas.


Tuvieron una sencilla pero hermosa boda y el producto de su amor fue una pequeña a quien llamaron Pascualita, ella era increíblemente hermosa, todo Chihuahua la conocía y por esa razón un chico se enamoró locamente de ella, estaban hechos el uno para el otro, así que decidieron seguir las tradiciones y casarse.


Su padre al ser un experto también decidió darle un hermoso regalo a su hija: su vestido de bodas. Un precioso diseño, elegante y sofisticado que resaltaba todavía más la belleza de Pascualita. Todo estaba listo para festejar el que debía ser el día más feliz de su vida, pero nadie esperaba que fuera a ser el último, antes de la boda fue picada por una viuda negra y debido a la falta de servicios médicos la hermosa joven murió en los brazos de su amado.



Poco se supo de su funeral, a decir verdad nadie estuvo en el entierro, por esa razón es que las personas de ese lugar aseguran que el maniquí de la entrada de la tienda es la propia hija de este hombre por el enorme parecido a la difunta, por si fuera poco el lugar fue llamado ¨La casa de Pascualita¨… pero hay más.



Muchísimas de las personas que han visitado la tienda sufren de escalofríos al ver esta figura en el mostrador, los rasgos en su cara, sus ojos y sus manos que parecen tan reales, como si se tratara de la misma Pascualita embalsamada, lo más misterioso de todo esto es que el padre solo dejaba que él vistiera a su maniquí, como si algo estuviera ocultando, ¿o por qué tanta protección a una figura de ¨cera¨? 


La tradición de ese lugar cuenta que las mujeres se encomiendan a Pascualita para tener suerte en el amor y en su matrimonio, o también para no ser unas ¨quedadas¨ como tradicionalmente se dice en México.


Lo más escalofriante de esta historia es que aseguran que mientras pasan por las noches delante de esta tienda, la aterradora ¨estatua¨ fija la mirada en los hombres como si tratara de conquistarlos para al fin cumplir su más grande sueño que nunca pudo realizar en vida: casarse.



Recomendados
Loading...