Loading...

11 cosas curiosoas que no sabías del más grande entre los grandes : Pancho Villa



Enlaces patrocinados







Pancho Villa es uno de los héroes mexicanos más queridos y respetados en la historia del país. Su verdadero nombre era Doroteo Arango y aunque le recordamos cada 20 de noviembre al celebrar la Revolución Mexicana, bien vale la pena conocer más de su vida. Hoy te compartiremos algunos datos curiosos sobre él que seguramente no conocías.



Por su personalidad, su valentía, su seguridad y sus ideales, se convirtió en un héroe y un símbolo de la lucha a favor de los que menos tienen para poder crear el bien común y el progreso de todo un país. Esto es lo que quizá no sabías de Pacho Villa : 

1.- No conocía el miedo, era un forajido


Sus ideales revolucionarios iniciaron cuando uno de los dueños de la hacienda donde trabajaba abusó de su hermana y le disparó con un revólver. Se escondió en las montañas hasta que lo rescató un grupo de bandidos que tenían como líder a un hombre llamado Francisco Villa, de ahí se inspiró para su nombre. 15 años después se integró a la lucha de la revolución mexicana. 

2.- Cómo recibió su nuevo nombre


Cuando el líder del grupo de bandidos que lo rescató estaba muriendo al ser herido de bala, lo nombró el nuevo líder y él tomó el nombre de su protector. Ahí fue donde Doroteo Arango dio paso a Pancho Villa.

3.- Aplicó la de “El Caballo de Troya”


Gracias a su genialidad militar, empleaba maniobras impresionantes. Una de ella fue usar un tren para vencer al ejército enemigo en Chihuahua. Disfrazó a sus soldados de trabajadores en un tren de carbón y así fueron tomando cada estación que pasaban para que no avisaran del ataque. Llegó a la ciudad a las 2 de la madrugada y su enemigo estaba completamente desprevenido. 

Otra de sus hazañas más memorables fue cuando hacía campamentos falsos con fogatas y estacas con sombreros en trincheras para aparentar mayor número de militantes en su ejército y confundir al enemigo. También colocaba rama en los caballos de sus seguidores para que cuando corrieran por los cerros, levantaran polvo y crearan la ilusión de que eran más. Estas estrategias las emplearon después elementos del ejército Nazi en la Segunda Guerra Mundial. 


4.- Se casó más de 75 veces


Si había una debilidad en Pancho Villa esas eran las mujeres, pues se le han confirmado 27 bodas tanto por el civil como por la iglesia. Rosa Helia Villa, la nieta del revolucionario, reveló que su abuelo tuvo 18 esposas, pero Martín Moreno en su libro “Arrebatos Carnales” asegura que fueron 29. Otros reportes insisten en que tuvo legalmente 75 esposas. 



5.- Sus soldados no podían tomar alcohol


Estaban prohibidas las bebidas alcohólicas, pues Pancho Villa no tomaba, pensaba que era uno de lo peores vicios que el hombre podía tener y el responsable de la miseria de muchos. Sus soldados estaban amenazados de muerte por beber y acostumbraba destruir las cantinas que encontraba. 

6.- Es el único hombre que ha invadido Estados Unidos


Después de unas derrotas se refugió en Chihuahua, ahí planeó su ataque a Estados Unidos por apoyar a sus enemigos. El blanco fue el pueblo de Columbus, a donde llegó con el pretexto de que buscaba a un proveedor que le había robado. Es la única invasión que ha sufrido Estados Unidos, quien respondió enviando un grupo de militares para atrapar a Villa, lo buscaron por un año en la sierra pero fue imposible dar con él. 

7.- Creó un pueblo comunista


Cuando por fin pudo ocupar una gran propiedad compuesta de rancherías y haciendas,  la usó para que se instalaran él, sus 900 hombres y sus respectivas familias, levantaron el lugar que había sido abandonado. Villa organizó el trabajo, compró maquinaria agrícola, instaló talleres y construyó escuelas para niños y soldados. Ahí mostró lo que soñaba para México : un lugar sin hambre, educado, sin explotadores ni explotados. Ahí vivió hasta que lo asesinaron 3 años después. 

8.- Su cabeza la robó Estados Unidos


El gobierno mexicano convenció a un militar de matar a Villa, se cree que le apoyaron estadounidenses. Una vez muerto, decapitaron su cadáver y entregaron la cabeza a William Randolph Hearst, quien pagó 5 mil dólares por ella.

9.- Amaba las malteadas de fresa


Aunque Villa es uno de los símbolos más grandes del macho mexicano, lo que más amaba tomar eran las malteadas de fresa. Solía visitar una fuente de sodas en El Paso, Texas donde preparaban su favorita.

10.- Tuvo 26 hijos y se hizo cargo de todos


Aunque el número pudiera espantar a muchos, a Villa no. Reconoció a 26 hijos de forma legal, los mantuvo y se aseguró de que fueran educados, algunos hasta estudiaron en el extranjero. 

11.- Era muy buen jinete y motociclista


No por nada le llamaban “El Centauro del Norte”. Tenía la caballería más temida conocida como “Los Dorados de Villa” y era un gran aficionado de las motocicletas, por lo que podríamos decir que fue de los primeros “bikers” en el país. En su vida, tuvo cuatro motocicletas Indian Scout, modelo 1921.



Recomendados