Loading...

Antes de quitarse la vida, este chico de 13 años, dejó esta impresionante nota, sus padres sólo quieren que su historia sea contada.



Enlaces patrocinados







¡13 años! La edad en la que no sabes a dónde perteneces, aún eres muy pequeño para los adultos, pero grande para seguir jugando a los carritos, atraviesas por un cambio,cada vez estás más cerca de crecer realmente, ¿Pero qué pasa cuando en la escuela sólo tienes problemas? Cuando el conocimiento no entra de ninguna forma, temes que amanezca porque sabes que tendrás un mal día, sabes que se burlarán de ti, de la manera en que luce tu cuerpo, tu forma de ser, pero nadie hace nada, sólo te queda aguantar, como lo hizo Daniel fitzpatrick, hasta que...


Tomó una horrible decisión, la presión se apoderó de su vida, ya no veía otra salida, fingía ser feliz, dibujaba una sonrisa falsa para no preocupar a su familia, pero en realidad la tristeza estaba acabando con sus días. Así que aquella tarde que Kristen, su hermana mayor de 17 años, entró a su habitación, se llenó de dolor, sus piernas se movían lentamente de atrás hacia enfrente, estaba colgado con su propio cinturón, sus ojos aún se veían hinchados de tanto llorar, ¿Qué puedes hacer cuando ves a tu hermano así? Aparte de desgarrarte por dentro, intentó bajarlo, pero ni siquiera tenía fuerzas para quitarlo de ahí, gritó lo suficiente para que su madre viniera, ¿Cómo enfrentas ver a tu hijo colgado en su habitación? Si apenas ayer le dijiste buenas noches, la culpa se apoderó de su ser, “¿Qué hice mal? ¿Por qué no me dí cuenta antes?” En sus brazos tenía al bebé de la casa, su pequeño que tanto adoraba, ahora era más grande, pero arrullarlo por última vez se sintió igual que cuando nació, mientras lo mecía tranquilamente pudo ver que había una carta sobre la cama: 



“Lo siento...Ya no puedo más, al principio en la escuela todo estaba bien, tenía amigos, no me iba mal con las calificaciones y adoraba mi vida, pero cuando nos mudamos y volvimos las cosas cambiaron. Mis amigos ya no me querían, cuando me acercaba me ignoraban y hasta me hacían malas caras. Pero cuando entré al sexto grado, las cosas se pusieron peor, no sólo yo reprobé también el que era mi amigo, Anthony, él decía que fue por mi culpa, así que todo el tiempo me decía cosas, me pegaba y hacía que los demás niños me rechazaran. Pero ya estaba cansado, ¿Mamá recuerdas aquella vez que llegue con el meñique fracturado? Bueno en realidad, nunca me caí, me pelee con John, otro compañero que me acosaba, todo el tiempo me decían cosas de lo asquerosa que era mi panza, que corría como niña y ni siquiera sabía patear un balón...Papá lo siento, juro que lo intenté, pero al parecer siempre tuve dos pies izquierdos. No recuerdo todas las veces que les dije a mis maestros, pero no hicieron nada, nadie hizo NADA. Tranquilos no los culpo, sé que era una obligación asistir a clases, pero de verdad yo no quería hacerlo, no era feliz ahí, voy a extrañarlos a todos, los quiero mucho.” Daniel…


Esta familia tiene el corazón destrozado, sin embargo, quieren compartir con el mundo la situación que llevó a que su hijo terminará quitándose la vida. “Debemos parar, no es justo que los niños sigan pasando por esto y que en lugar de aprender en la escuela, están pasando los peores días de su vida” señaló su padre. 



Pero su madre aún está muy dolida: 
“Yo no perdono a esos niños que acosaban a mi hijo, no lo haré jamás. Esos desalmados se llevaron la sonrisa de este hogar, ahora cada mañana me pesa, quiero dormir todo el tiempo, me duele pasar cerca de su habitación, me lastima saber que sus últimos días fueron un infierno, ¿A quién le diré que apague los videojuegos por la noche?, ya no puedo besarlo antes de dormir, su cama está fría y esa habitación no sólo me roba suspiros al entrar, me roba el alma, me recuerda lo rota que estoy y eso ya nada lo va remediar, así que lo único que quiero es que esos padres paren a los monstruos de sus hijos, que se llevan vidas” .



A veces los niños son más listos que los adultos, ellos no quieren preocuparnos pero en realidad están pasando por algo muy fuerte, hay que buscar ayuda antes de que sea demasiado tarde y salvar a nuestros hijos, ahorita que aún podemos sentir su respiración.




Recomendados