Loading...

Entraron a robar en una casa y al dueño le gustaban los hombres, los ató y los...



Enlaces patrocinados







Lamentablemente en el mundo hay gente que por la falta de oportunidades o por simple maldad recurren a la delincuencia organizada para obtener un poco de dinero fácil, y son actos que muy rara vez logran resolverse por parte de las autoridades, es por eso que las personas afectadas comienzan a hacer justicia por su propia mano, pero existe un caso en particular que alarmó a prácticamente todos los Estados Unidos, por la peculiar y perturbadora forma de venganza de un sujeto hacia una pareja de ladrones que entraron a robar a su casa. 



Los ladrones llevan por nombre Garfield Morgan de 54 años de edad y Kim Gorton de 36, quienes una noche decidieron entrar a robar a una propiedad. Ellos llevaban años dedicándose a este deshonroso acto delictivo, sin embargo, esa noche en Florida, Estados Unidos, cambió absolutamente toda su vida para siempre. 


Nunca imaginaron que la casa que robarían esa noche perteneciera a Harry Harrington, que era mejor conocido como “El Hombre Lobo”, un hombre temible por todo mundo debido a su enorme tamaño, con más de 2 metros de estatura y 140 kilogramos de peso era imposible que alguien soportara un enfrentamiento con él, pero había algo más, este sujeto era un abusador con tendencias por personas de su mismo género.


Fue entonces cuando esta profesional pareja de ladrones fue sorprendida por Harry, quien aprovechó ese momento para someterlos completamente, a final de cuentas tenía una ventaja sobre ellos por su enorme musculatura, los ató y abusó de ellos durante cinco días consecutivos, la pareja de ladrones estaba completamente devastada, cansada y humillada por los constantes actos de este hombre, quien anteriormente ya había sido encarcelado por atacar a otros hombres. 



Ambos hombres estaban desesperados porque parecía que este castigo no iba a terminar nunca, hubieran preferido mil veces haber sido atrapados por la policía que caer en manos de “El Hombre Lobo”, sin embargo, su realidad era otra, estaban siendo realmente humillados y lastimados por Harry, a quien no podían enfrentar por las tremendas proporciones de su cuerpo, con 140 kilogramos de peso y más de 2 metros de estatura era imposible detenerlo.

Fue hasta el quinto día de su secuestro cuando uno de los vecinos del lugar pudo escuchar a Kim Gorton, quien con la poca energía que le quedaba la utilizó para pedir auxilio, entonces de esa manera pudieron ser liberados por la policía y llevados a un hospital para atender todas esas heridas que les dejó este sujeto.


Después de esto Harry fue llevado nuevamente ante las autoridades donde tendrá que pagar por sus actos, sin embargo, también la pareja de ladrones terminó tras las rejas por su intento de robo. Este caso ha dado la vuelta al mundo como una de las venganzas más descaradas y asquerosas de todas, aunque algunos argumentan que era hora de que pagaran por sus crímenes de alguna manera, hay otros que mencionan que eso únicamente le corresponde a la justicia, aunque algunos otros aplauden lo hecho por Harry Harrington, mejor conocido como “El Hombre Lobo”.



Recomendados