Loading...

Tiene 11 años, fue abandonado por sus padres junto con sus 3 hermanos. Pero cuando la policía visitó su casa descubrieron...



Enlaces patrocinados







Aunque muchas de las personas que habitan este planeta vivan dentro de una burbuja de comodidades y en un mundo color de rosa, la realidad es que también existe muchísima crueldad, especialmente con los habitantes más indefensos e inocentes de todos: los niños, quienes a algunos les toca tomar responsabilidades gigantes que muchas veces ni un adulto pudiera con ellas, intercambiando los juguetes por arduo trabajo, las risas por preocupaciones y la inocencia por la búsqueda de sobrevivir. 

Esta historia tiene como protagonista a un niño de tan solo 11 años de edad, quien se ha convertido en toda una figura paterna, un ejemplo y un héroe para sus 3 pequeños hermanos al protegerlos y alimentarlos como si fueran sus propios hijos. 


Para él ya no existen los juguetes y los juegos, ya le tocó tomar un rol que no es normal en su edad, pues no solamente ha tenido que cuidar de sus hermanos menores, también del hogar en donde viven con un simple objetivo, el de darles una vida digna sin necesidades ni sufrimientos. 

Los vecinos de estos unidos hermanos están enterados de lo que tienen que vivir gracias al abandono de su propia madre, todos coinciden en que él es un verdadero guerrero, pues todos los días sale a las calles en búsqueda de progreso, llevando la comida a la mesa de su casa teniendo solamente 11 años, incluso cuando no tiene éxito la comunidad se une para ayudarlos.



Ponte solo a pensar un poco que si la vida de un hombre adulto no es sencilla ahora imagina lo que se debe sufrir siendo solamente un niño, pero este pequeño héroe tiene una rutina que le funciona, pues desde temprano se despierta a hacer el desayuno para él y sus hermanos, los arregla para llevarlos a la escuela para luego arreglarse él y también ir a la escuela, por si esto fuera poco regresa cerca de medio día para preparar el almuerzo y después salir a las calles a buscar el alimento que tendrán al día siguiente. 



Sin duda ha sido una situación que ha conmovido a propios y extraños, fue por eso que una vecina que los escuchó llorar decidió informarles a las autoridades acerca de lo que estaba sucediendo, su nuevo hogar es el Instituto de Bienestar Familiar de Colombia, donde esperan que pronto puedan ser adoptados por una buena familia que les brinde amor y apoyo para seguir con sus estudios como lo hacen hasta el momento. 


Se ha convertido en una historia digna de contar, pues demuestra que la unión entre los hermanos es única en el mundo y que se está dispuesto a hacer lo que sea con tal de asegurar el bienestar y futuro de quienes son su misma sangre, y que gracias a la irresponsabilidad de unos adultos han tenido que saltar obstáculos gigantes. El respeto por este pequeño guerrero lo tenemos todos. ¡Ánimo! 

Si no puedes ver el VIDEO dale click AQUÍ





Recomendados