Loading...

Un clásico: usó un par de chamarras y su novia creyó que estaba acostado ¡Se fue de fiesta!



Enlaces patrocinados






La adolescencia es la etapa “rebelde” por excelencia de todas las personas, donde hacías hasta lo imposible por salirte con la tuya y no obedecías las reglas de prácticamente nada ni de nadie. Seguramente también siendo niño en más de una ocasión aplicaste la clásica de poner un par de almohadas bajo tus cobijas para que tu mamá y tu papá pensaran que estabas dormido, pero realmente estabas con tus amigos pasando una noche bastante loca. ¡No lo nieguen! Al menos pasó eso por su cabeza en algún momento. 



Pero ahora imagina que te quedaste con esos hábitos hasta ser un poco más grande, justo como este sujeto que con un poco de imaginación y rebeldía logró convencer a su novia haciéndole creer que estaba en su cama y no con sus amigos pasando una noche de copas. ¡Genio! 


¿Pero qué lo habrá orillado a tomar esta medida desesperada para engañar a su novia? Sin ser expertos en la materia seguramente esta chica es increíblemente celosa y controladora, pero lo que sí es seguro es que él había prometido quedarse en su casa, ya sea por falta de dinero o por estar supuestamente enfermo.

Sin embargo, con un poco de ayuda de sus amigos logró crear una de las mejores hazañas, que tampoco justifica el hecho de mentirle a alguien, pero con un par de chamarras posó para la cámara y aparentaba estar en su casa, pero su actuación con la cara adormilada fue lo mejor (posiblemente las cervezas encima le ayudaron), pero una imagen filtrada mostró la realidad detrás de esa escena convincente escena.




Por lo gracioso de estas imágenes no tardó mucho tiempo en que esta historia se hiciera viral, lógicamente las reacciones de la gente no se hicieron esperar.




“Y los chicos se preguntan por qué tenemos problemas de confianza”, fue alguna de la respuesta de alguna usuaria de Twitter. 



Pero hubo algunas que lo tomaron como una buena idea para hacer lo mismo con sus novios… eso, amigos míos, es a lo que se le llama karma. 

Y aunque posiblemente sea algo increíblemente gracioso, tal vez puedas pensar que es una excelente idea, pero hay que recordar que las relaciones se refuerzan a base de confianza, es mejor ser honestos y no llevar estos actos hasta las últimas consecuencias. Otra lección es que jamás confíes del todo en tus amigos, te pueden aplicar la misma que a este chico y el chiste te puede salir caro.





Recomendados