Loading...

Un fotógrafo encontró esta casa abandonada hace 30 años. Pero cuando abrió la puerta...



Enlaces patrocinados







Cuando hablamos de lugares abandonados seguro imaginas una casa vieja, llena de polvo, telarañas y de la cual se dice que está llena de fantasmas y espíritus demoniacos. Esto ocurre porque nuestra imaginación es inmensa y lo desconocido siempre da pie a la invención de diversas historias, pero lo que nos queda claro es que siempre habrá un o una valiente dispuesto a explorar la propiedad ¿verdad? El fotógrafo que protagoniza esta historia vivió exactamente lo mismo. 




Fue hace dos años cuando este artista que utiliza el seudónimo de “Freaktography” se encontró una casa abandonada en un barrio de Ontario, Canadá. Según lo que los vecinos le dijeron, la propiedad llevaba más de 30 años abandonada y claro, el tiempo había hecho lo suyo. Un día, cargó su cámara, pilas, película y decidió explorar el lugar, lo que encontró lo dejó sin palabras. 



La mesa aún tenía el mantel puesto.





Los platos estaban acomodados en la alacena. 





Las habitaciones se veían casi igual que cuando alguien vivía en ellas.



Había un cajón con artículos de higiene personal.



Definitivamente el tiempo se congeló en el interior de la casa.



¿Te imaginas encontrar algo así? Todo apunta a que la familia que vivía ahí se fue de repente sin poder llevarse la mayor parte de sus pertenencias ¿cuál habrá sido su historia?



Recomendados